miércoles, 26 de abril de 2017

Steinbeck y Las praderas del cielo


Alguna vez, muy de vez en cuando, algún alumno pregunta que qué puede leer, que qué leíamos sus profesores cuando teníamos su edad o qué le recomendamos. La respuesta puede ser muy variada, en función de la edad del docente, su formación, contexto e intereses. Eso sí, me temo que pocos diríamos que leíamos el guasap, feisbuc, instagram, twitter o similares, más que nada porque entonces, ay, no existían (y éramos más felices, creo), y la lectura era una alternativa real, posible y, desde luego, valorada. Bien, tal vez no sea el mejor plan ponerse a leer El Quijote con quince años (eso decía Martín de Riquer, que sabía un poco de esto), pero sí que hay escritores que no son estrictamente de novela juvenil con los que uno puede iniciarse en la literatura "de mayores". 
De entre las lecturas uno recuerda con mayor agrado están las novelas y relatos de John Steinbeck, un escritor norteamericano del siglo XX, que llegó a obtener el Premio Nobel de Literatura y que vio como buena parte de su obra fue adaptada al cine, a la vez que gozó de una merecida fama y reconocimiento, aunque ahora quizás haya quedado algo relegado u olvidado. De entre todas sus obras, es posible que nos quedáramos con De hombres y ratones, La perla, Las uvas de la ira (y su versión homónima en cine a cargo de John Ford, claro), Al este del Edén o esa joya de la literatura de viajes que es Viajes con Charley. Pero también les recomendaríamos una novela de juventud que publicó en español no hace mucho la editorial Ediciones del Viento (en 2012), titulada Las praderas del cielo (The Pastures of Heaven, 1932). Se trata de una novela corta ambientada en la zona de Salinas (California), un lugar en el que suele ambientar sus novelas y en el que comienza a desarrollar algunos de los temas que luego serán frecuentes en su novelística: el amor y la unión a la tierra, la dignidad, la vida de las pequeñas comunidades rurales o de la vida misma, con sus conflictos cotidianos. Pero es que Steinbeck es muy bueno, porque lo que figura más arriba lo puede hacer casi cualquiera -bueno, alguno de estos de la autoayuda e sus imitadores tal vez no-, pero él sabía hacerlo de una manera diferente, sencilla, casi imperceptible en su estilo llano. De aquí se puede saltar a otras novelas mayores, a las películas basadas en sus novelas, a otros contemporáneos y compatriotas como Faulkner, Dos Passos, Hemingway, McCullers o Erskine Caldwell, por citar solo a unos pocos.

martes, 25 de abril de 2017

El corredor, de John L. Parker


"Los corredores nocturnos estaban fuera, como de costumbre. A pesar de la pálida luz, el joven podía ver sus figuras tenues en la pista corriendo lentamente, vuelta tras vuelta, la ruta más infinita de todas. Habría, lo sabía bien, mujeres rollizas de aspecto decidido avanzando pesadamente mientras sus rodillas carnosas temblaban. De tanto en tanto se retirarían con ímpetu mechones de pelo húmedo de los ojos y soñarían con ciertos maestros de ceremonias, crueles y sonrientes: bikinis, inauguraciones y cosas por el estilo. Y también, por supuesto, con partidos de tenis con hombres musculosos de dientes blancos y con tangos salvajes a la luz de la luna.
Habría también hombres en edades y estados de deterioro muy diversos, tal  vez pulverizando sus fantasías más secretas (¿acaso a medida que completaban cuartos de vuelta de noventa segundos se imaginaban a sí mismos como un Peter Snell en ciernes, únicamente frenados por la grasa o el miedo?)."

El corredor, de John L. Parker. Capitán Swing, 2016, página 11.





 

sábado, 22 de abril de 2017

Día del Libro en la Casa de la Cultura de Monreal del Campo

Próximo San Jorge en Monreal del Campo: actividades para todos
 


viernes, 21 de abril de 2017

Exposiciones

Nos llega la noticia de sendas exposiciones en Madrid y Logroño, que pasamos a reseñar muy brevemente. Por un lado, en la capital riojana se encuentra estos días la exposición "Cervantes, ciencia en El Quijote", que repasa la ciencia en época del autor. Se trata, sin duda, de una excelente manera de abordar desde otra perspectiva el contexto cervantino. 



Por otro lado, ya en Madrid, nos enteramos de una reciente exposición en la sede del Instituto Cervantes en torno a la figura del escritor Max Aub (Retorno a Max Aub, hasta el 15 de mayo). Incluye publicaciones originales, cartas, manuscritos, obras plásticas o fotografías, e incluirá la proyección de Sierra de Teruel, película de André Malraux en la que colaboró. Está comisariada por un antiguo compañero de facultad, Juan Marqués, poeta y crítico literario.

 

jueves, 20 de abril de 2017

Alicia en la música


Los chicos de 4º de ESO están leyendo Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll, dentro de la Hora de lectura. Se trata de ir leyendo diariamente un fragmento -capítulos o un número concreto de páginas- durante un par de semanas, a razón de una hora por asignatura. De esta manera, los alumnos leen una obra de una extensión media -doscientas páginas- en el plazo de quinces días (más o menos), independientemente de las otras lecturas que puedan hacer en las asignaturas. Así, para esta tercera evaluación se planteó la obra de Carroll, dentro del proyecto de centro Kronosferia, que tiene al Tiempo como eje temático. Bien, pues en la hora del miércoles, que ha correspondido a Lengua, hemos leído los dos primeros capítulos, los hemos comentado y hemos explicado algunas cuestiones de vocabulario y contextualización. Como somos un departamento que aprovecha cada ocasión para hablar de otras cosas, les hemos comentado la influencia de la obra en la música. Esta es una breve selección de aquellos títulos que han ido apareciendo. Nótese que hemos ido omitido algunas más actuales que responden a gustos o criterios dudosos

Jefferson Airplane: White rabbit 

Bunbury: Alicia expulsada al país de las maravillas

Aerosmith: Sunshine

The Beatles: I am the Walrus

Más Beatles: Lucy in the Sky with Diamonds

Franz Ferdinand: Lobster Quadrille


 

miércoles, 19 de abril de 2017

El rey oso, de James Oliver Curwood


"Ofrezco al público este libro, el segundo de los que se publican con mi firma acerca de la naturaleza. Hay en él una confesión y una esperanza; la confesión de quien durante muchos años se dedicó a la caza antes de aprender que la vida salvaje ofrece un aliciente más apasionado que el de la matanza de sus pobladores, y la esperanza de que lo que he escrito haga comprender a otros que el mayor placer que puede sentir el cazador no está en la matanza sin duelo ni consideración. Es cierto que en los grandes espacios desiertos el hombre ha de matar para poder subsistir. Es preciso tener carne, porque la carne significa vida. Pero matar para lograr el sustento no es la misma fiebre de matar que siempre me trae a la memoria un día en que, en menos de dos horas, maté cuatro osos grises en la ladera de una montaña en la Columbia inglesa, destruyendo, probablemente, ciento veinte años de vida en ciento veinte minutos."

Prefacio a El rey oso, de James Oliver Curwood. Sevilla, Barataria, 2013.

Tráiler de la película El oso, de Jean Jacques Annaud (1988)

martes, 18 de abril de 2017

Eastwood. Desde que mi nombre me defiende, de Francisco Reyero




Se acaba de publicar el libro Eastwood. Desde que mi nombre me defiende (Fundación José Manuel Lara, 2017) de Francisco Reyero, que da cuenta de los años de aprendizaje como actor de Clint Eastwood, que coinciden con los rodajes de la conocida como Trilogía del dólar (La muerte tenía un precio, Por un puñado de dólares y El bueno, el feo y el malo), ese tríptico cinematográfico del Oeste que dirigió Sergio Leone entre 1964 y 1966 y que tuvo al actor norteamericano como personaje principal. Hemos de recordar que gran parte de los rodajes de estas películas tuvieron lugar en diversos puntos de España, sobre todo en Almería, y que aún hoy es posible ver su huella. Es una lectura entretenida, con rigor y documentación, que recomendamos vivamente, así como la anterior entrega de este mismo autor titulada Sinatra. Nunca volveré a ese maldito país.

 

jueves, 6 de abril de 2017

Lecturas de los chicos de 4º

Andan los chicos de 4º tranquilos y felices, ahora que la sintaxis de la oración compuesta todavía se halla en fase inicial, ahí donde solo hay que distinguir tipos de subordinadas, reconocer un par de nexos y saber qué es una perífrasis y qué una locución verbal. Luego llegará su particular viacrucis cuando tengan que enfrentarse a frases de dos líneas, con nexos o sin ellos (ay, esas de participio e infinitivo), elementos extraoracionales por doquier y esas cosas que hacen de la sintaxis un punto de no retorno.
Bien, hasta que eso llegue, deberán leer una obra de teatro de Lorca -La casa de Bernarda Alba-, además de una novela con carácter voluntario, a elegir y determinar de entre las siguientes (aunque escuchamos propuestas):

Otoño ruso, de Antonio Castellote


María bonita, de Ignacio Martínez de Pisón

  La hora violeta, de Sergio del Molino

Los mares del Sur, de Manuel Vázquez Montalbán



Algún día, cuando pueda llevarte a Varsovia, de Lorenzo Silva


      El capitán Alatriste, de Arturo Pérez Reverte

 Luna de lobos, de Julio Llamazares



Esperando a Robert Capa, de Susana Fortes

Pedro Zarraluki, Un encargo difícil


Virginia Aguilera, Ojos ciegos

Miguel Mena, Días sin tregua

miércoles, 5 de abril de 2017

Más allá del ancho Misuri, de Bernard de Voto

Acaba de ser publicado por primera vez en español Más allá del ancho Misuri (Across the Wide Missouri), del historiador y novelista norteamericano Bernard de Voto. Lo ha hecho la  editorial Valdemar en su ya cada vez más nutrida colección Frontera (número 15). Quizás al lector le suene el título por la película homónima, dirigida por Bill Wellman en 1952 y protagonizada por Clark Gable. El libro en cuestión es un excelente ensayo que da cuenta de cómo era la vida de los exploradores, comerciantes y mountain men que se adentraban en territorios ignotos a comienzos del siglo XIX, con nombres clásicos como Jim Bridger, Kir Carson o Joe Meek. La edición se acompaña de una presentación a cargo de Alfredo Lara (encargado de la colección), además de un cuidado corpus de notas, bibliografía y unas excelentes ilustraciones de autores tan renombrados en esto George Catlin, Karl Bodmer o Alfred Jacob Miller. 

Portada y contraportada de la edición de Valdemar

Alfred Jacob Miller: "Indians on Green River"

Karl Bodmer: "Crow Indianer"

George Catlin: "White Cloud, Head Chief of the Iowas"

 Fragmento de la película Más allá del ancho Missouri. el rendezvous de los tramperos

lunes, 3 de abril de 2017

Otro surtido para empezar la semana

Presentamos algunos de los últimos deslices ortográficos que han ido apareciendo en la prensa, anuncios, carteles...

Un clásico dentro de esta sección es el apartado "Aquí no hay quien viva". En esta comunidad hay cuatro faltas y se incluye un intento de corrección.
En estos baños no queda muy claro qué hay que hacer con las toallitas. Además, esa W innecesaria en "váter" chirría bastante...
El ínclito pastor también merece una tilde en el gentilicio
Primero meten grasas a la muchachada y luego los atontan con una ortografía paleta y absurda. En fin, que hay mejores campañas de publicidad. Pero atentos a la siguiente también:

En Zaragoza, desde hace tiempo, muchas referencias a la ciudad o a sus servicios públicos aparecen con una Z en vez de C, en un intento de que sus habitantes hagan "suyos" estos servicios. Así, vemos el servicio público de "bizi" con una llamativa Z o, en la imagen de más arriba, ciudad cambia a "ziudad". Bien, como estrategia es plausible, pero al final pasa lo que pasa y algún muchacho comenta si no es esta una falta o si, por el contrario, de tanto verla, acaba siendo así...

"Repetar" y "sesiónes" se han colado por aquí
Y otro clásico, el "por qué/porqué/por que/porque", que nunca está claro cómo se escribe. ¿Por qué será?


 Nuestro libro de texto tiene algunas erratas también, normalmente de concordancias

Y el Heraldo, que nunca falla


Y esta última es de la edición de Zalacaín el aventurero, que tanto ha gustado a nuestros chicos de 4º durante el mes de febrero.