viernes, 27 de abril de 2012

¿Cómo lavarse las manos?


Siguiendo el modelo de ejercicio propuesto en el libro a partir del célebre relato de Julio Cortázar Instrucciones para subir una escalera, los alumnos de 3º A han realizado el siguiente texto, lleno de humor. Que lo disfrutéis:

¿Cómo lavarse las manos?
Para lavarse las manos es necesario usar agua y jabón. 

1.    El primer paso es ir al cuarto de baño, porque es el sitio más indicado para realizar esta actividad; se excluyen, por tanto, despensas, dormitorios o trasteros.
2.    Al llegar allí, se colocan las manos debajo del bote de jabón, que ha de estar lleno.
3.    Con la mano que mejor te venga presionas al botón del jabón para que salga el preciado líquido.
4.    Con la mano en la que no te has echado jabón abres el grifo del agua.
5.    Y teniendo ambas manos debajo del grifo, eliges la temperatura del agua, para no quemarte o que no te dé un pasmo de frío.
6.  Colocas las manos debajo del grifo y se frotan ambas manos mojándose con agua. Obteniendo una mezcla de agua y jabón (espuma) se logra limpieza y desinfección.
7.    Al acabar y ya sin espuma en las manos, es conveniente tener una toalla y realizar movimientos de frotación para secarse mejor. 




·           Este proceso también se puede realizar con todo el cuerpo en el baño pero en lugares diferentes, más que nada porque el lavabo es demasiado pequeño y lavarse por partes resultaría acrobático y lento; en este caso, en la ducha y quitándose uno la ropa antes de meterse a la ducha, porque de lo contrario los efectos beneficiosos del agua y el jabón se pierden por el desagüe.
Posdata: si no tienes cuarto de baño, puedes ir a casa del vecino o amigo y realizar el proceso. En caso de no tener amigos o vecinos puedes ir a la fuente. Aunque en una fuente no puedes regular la temperatura del agua y a veces no funcionan.


·       Realizado por: Pilar Blas, Vanesa Ramos, Óscar de Jesús, Rochi Sabour y David Garcés.

jueves, 26 de abril de 2012

Grupo salvaje (otra propuesta)

    Esta noche te volvemos a proponer un plan de cine. Se trata de una reseña o comentario sobre la película Grupo salvaje (The Wild Bunch, 1969), que se emite hoy a eso de las 22:15 en la 1 de RTVE, dentro del fantástico ciclo "Clásicos de la 1" (si pinchas en el enlace verás la presentación), que nos está acompañando en las últimas semanas. Seguramente pensarás que qué pesados, que otra vez una del Oeste, que algunos del departamento estamos abonados a este tipo de cine y que no se nos ocurre nada más. No vas desencaminado, la verdad. Algunos seguimos pensando que el western es el género que permite hablar de cualquier aspecto de la vida, aquel capaz de reflejar los problemas y las preocupaciones que nos atañen y en el que, además, es posible pasar un buen rato. 
      Lo cierto es que, de nuevo, tienes ocasión de ver una fantástica película, llena de acción y aventura, en la línea de la que propusimos la semana pasada (y que gustó más a los padres que a los alumnos, verdaderos destinatarios de la propuesta de reseña...). Si después de dos horas por los desiertos y los secos paisajes mexicanos tienes tiempo y ganas, nos puedes enviar un comentario que sería publicado y, sobre todo, valorado. No es tan difícil y te pueden ayudar en casa, así que no hay excusa posible.

    La película comienza tras un fallido atraco a un banco de la frontera entre EE.UU. y México, por parte de unos veteranos ladrones. Ante el fracaso de su tentativa, aderezado con un grupo de cazarecompensas sin escrúpulos que los persigue, deciden robar el cargamento de un tren militar para venderlo a un buen precio a un cacique mexicano. El golpe saldrá bien, pero lo que les espera más adelante ya es otra historia, en la que la amistad, el honor, la traición y el sentido del compañerismo son fundamentales. Todo ello en un México en el que la vida importa poco y que será su última parada. No hay que perderse el duelo final, una apoteosis de tiros de diez minutos que ha pasado a la historia del cine y que ha sido imitada y parodiada en multitud de ocasiones. 
    El director - Sam Peckinpah - es garantía de que vamos a asistir a la narración buena historia y es también un consumado especialista en el western: Duelo en la Alta Sierra, Mayor Dundee, La balada de Cable Hogue, entre otras. También es el responsable de La huida, que es el modelo de película de acción que han seguido muchos directores. En el reparto de Grupo salvaje podrás encontrar todo un elenco de actores clásicos del género: William Holden, Ernst Borgnine, Ben Johnson, Warren Oates y Robert Ryan. Casi nada al aparato. 
     Además es la película favorita de Fernando Marías (que no es el hermano del novelista Javier o del crítico de cine Miguel), uno de los mejores escritores contemporáneos, de cuya novela Cielo abajo te hablaremos algún día.

                                                                                    El tráiler en inglés

miércoles, 25 de abril de 2012

Faltas técnicas



Cuando hicieron este manual de instrucciones de bicicletas debían tener tanta prisa en probar la bicicleta como yo cuando me la compré; por eso se dejaron la "s".


En este caso también se han comido un espacio porque no le debieron dar una última vista a este documento y por eso yo creo que a mucha gente le parecerá que no están muy puestos estos creadores de instrucciones de bicicletas o han hecho una mala traducción. La palabra "apriete" tampoco figura en la RAE...

                                                                                               Sergio Valero, 3º A

martes, 24 de abril de 2012

Faltones de ciencias

 
El otro día mientras veía un vídeo en YouTube me di cuenta de que un anuncio de publicidad, a parte de no tener coherencia, tenía varías faltas de ortografía.
La primera de las preguntas apenas tiene sentido, pues está mal redactada. "Qué" y "cuántos" llevan tilde, ya que se tratan en este caso de pronombres interrogativos. También "tú" lleva tilde ya que es un pronombre personal. Estos de ciencias...

                                                                                             Pilar Blas, 3º A

viernes, 20 de abril de 2012

Shakespeare in love

     Estos días hemos visto en clase de lengua la película Shakespeare in love, rodada en 1998. Esta película se centra en el momento cuando Shakespeare estaba escribiendo la tragedia Romeo y Ethel, la hija del pirata. Shakespeare se enamoró de una joven en aquellos días que le inspiró. Aunque esta obra cuenta relatos reales la mayoría de los sucesos son ficticios. Esta película ha ganado 7 Oscar, 3 Globos de Oro y 3 premios BAFTA. La película está ambientada en Londres, 1593, reinado de Isabel I Tudor y cuenta los días en que William Shakespeare, joven dramaturgo de gran talento, necesita urgentemente poner fin a la mala racha por la que está pasando su carrera. Por mucho que lo intenta, y a pesar de la presión de los productores y de los dueños de salas de teatro, no consigue concentrarse en su nueva obra (Romeo y Ethel, la hija del pirata). 
     Lo que Will necesita es una musa y la encontrará en la bella Lady Viola, con la que mantiene un romance secreto. Ahora bien, Lady Viola guarda oculta algo que él debe descubrir. Como ya habéis visto se disfraza de chico para poder actuar en la obra de teatro Romeo y Julieta. Entre Christopher Marlowe y William Shakespeare había rencor ya que eran grandes escritores de la época y, en cierto modo, rivales. Por otro lado, Lord Wessex - un hombre rico, pero bastante maleducado - estaba comprometido con Lady Viola, y parecía que él mismo se encargó de matar a Christopher Marlowe pensando que era él con quien su joven prometida tenía un romance, dejando a Shakespeare muy enfadado. 
    La película posee un final agridulce, pues, por un lado, está la felicidad por la representación de la tragedia, pero, por otro, la desdicha de un amor imposible entre William y Lady Viola. Confío en que os haya gustado.
                                                                                           Marta Pérez, 3º B

jueves, 19 de abril de 2012

Los profesionales

     En 1966 el western se encontraba en un momento difícil de su historia, en el que se cuestionaban las bases y mitos del género, los viejos maestros (Ford, Walsh o Curtiz) se retiraban y el mundo se enfrentaba a un tiempo de cambios políticos y sociales. Es en este complejo contexto en el que surge lo que algunos críticos han denominado como "western crepuscular", del que Sam Peckinpah se convirtió en su adalid. En lo esencial se trataba de una desmitificación y revisión de la tradición del género, pareja a los cambios que se producían en el mundo y permeable a las influencias de las nuevas corrientes cinematográficas. Una de las mejores obras que produjo el género en aquellos años es la que hoy te recomendamos vivamente: Los profesionales, de Richard Brooks.
     Posiblemente te estarás preguntando por qué insistimos, con contumacia, en aconsejarte películas del Oeste, género que normalmente asociáis a sobremesas, o con el cine que a vuestros padres y abuelos les gusta. Creemos que el western es el género por excelencia del cine, aquel capaz de englobar a todos los demás y el que mejor permite comprender el mundo y las relaciones humanas. 
     En Los profesionales, cuatro veteranos mercenarios norteamericanos aceptan una oferta para rescatar a la esposa de un rico hombre de negocios que ha sido raptada por un revolucionario mexicano. Se trata de un viaje de ida y vuelta que nos permitirá conocer las motivaciones y los pensamientos de los cuatro protagonistas y asistir a su profundo desencanto con el mundo y la revolución, en un acercamiento desprovisto del halo romántico con el que  suele ser presentada. Su incursión por las quebradas y desiertos mexicanos supondrá una aventura fantástica, trepidante, en la que cada uno de ellos pondrá a prueba la especialidad por la que han sido contratados: un experto en explosivos, un rastreador, un veterano criador de caballos y un fino estratega. Frente a ellos, un antiguo líder revolucionario dará su vida por mantener a su lado a una mujer...No te contamos más, que te la estropeamos.
          Esta noche, a eso de las 22:15 horas en la 1 de RTVE, tienes ocasión de ver una excelente película y, si te animas, enviarnos tu comentario o reseña, que será publicada en este blog. Más no se puede ofrecer. Y si todo lo que te hemos dicho te parece insuficiente para dejar por un rato la Wii, el tuenti y similares, fíjate en el reparto: Lee Marvin, Burt Lancaster, Woody Strode, Robert Ryan (los cuatro mercenarios), Ralph Bellamy (el marido) y Jack Palance (el líder revolucionario). Ah, y también está Claudia Cardinale, que es una de las mujeres más guapas que ha salido en una pantalla de cine. Y la dirige Richard Brooks: La última caza, Los hermanos Karamazov, Lord Jim, La gata sobre el tejado de zinc, El fuego y la palabra, Dulce pájaro de juventud, A sangre fría, Muerde la bala...Casi nada.

miércoles, 18 de abril de 2012

Españoles por el mundo


Abraham Moreno, de 3º A, nos envía esta curiosa fotografía llena de tópicos sobre España, muchos de ellos tan vigentes como - lamentablemente - correctos. Huelga decir que hay que localizar las faltas, que no son pocas...

martes, 17 de abril de 2012

Un aniversario: Titanic


   Aproximadamente hace 100 años del origen del Titanic, también conocido como el buque de los sueños. El Titanic era el segundo de un trío de transatlánticos y fue uno de los barcos de pasajeros más grande y lujoso del mundo. Decían que era el barco inhundible, el mejor de todos, pero ¿era cierto?
      La gente más afortunada y rica lo disfrutaba en los camarotes de lujo, la menos agraciada en los bajos del barco. Algunos marcharon para empezar una nueva vida, otros para vivir aventuras y ver el otro mundo, y muchos para buscar trabajo para enviar el dinero a sus familias. El 10 de abril de 1912, el Titanic inició su viaje inaugural partiendo desde Southampton (Inglaterra) con destino a Cherburgo, Queenstown y finalmente a Nueva York.

     Cuatro días más tarde, a las 23:40 del 14 de abril, el buque chocó con un iceberg al sur de las costas de Terranova, y se hundió a las 2:20 de la mañana del 15 de abril. El siniestro se saldó con la muerte de 1.517 personas, y en esa época se convirtió en el peor desastre marítimo en tiempo de paz. En el trasatlántico iban a bordo 2.227 pasajeros, de los cuales solo pudieron sobrevivir 710 gracias a los botes salvavidas del barco. Al final fue un transatlántico grande, lujoso, uno de los mejores pero uno con la mayor tragedia marítima de la época. No fue un simple barco, fue un transatlántico con una historia cuyo final nadie se esperaba. 
 
                                                                                                    Vanesa Ramos, 3º A
 

lunes, 16 de abril de 2012

El sabueso de los Baskerville

    Seguimos con las recomendaciones literarias y, en esta ocasión, volvemos a proponer un clásico: El sabueso de los Baskerville, de sir Arthur Conan Doyle. Aunque sea por la reciente versión cinematográfica que se ha estrenado hace poco (Sherlock Holmes: juego de sombras), el personaje principal te sonará. Y es que el protagonista es el famoso detective Sherlock Holmes, quien deberá enfrentarse con uno de los casos más difíciles con los que se jamás se ha topado y que pondrá a prueba todas su capacidad deductiva y su sagacidad. Por supuesto, su fiel Watson le acompañará de nuevo, y no perderemos ocasión para ver cómo funcionan estos dos personajes y cómo consiguen resolver el misterio que rodea a un perro de descomunal tamaño que aterroriza a los habitantes de la zona de Dartmoor.
    La novela es breve (apenas 200 páginas) y ofrece los principales rasgos del genial detective que tanto gustan al público: su método deductivo, su fe en la razón y los hechos constatados, su sagacidad, sus variopintas aficiones (desde tocar el violín a la química, el tabaco y alguna otra de dudoso gusto) y su carácter egocéntrico, solitario, sin apenas relaciones con las mujeres...Complejo y polifacético, sin duda, pero tremendamente atractivo como personaje y absolutamente atrayente para el lector. Junto a él, el doctor Watson, siempre atento a la trama y a cómo Holmes va desentrañando sus nudos, actuará como perfecto complemento del detective. Holmes es "la ciencia de la deducción", un personaje que busca el placer intelectual de resolver los casos que se le proponen, que es consciente de su fama y de su trascendencia como creación literaria.
     Fíjate en la estructura folletinesca de la novela que tan bien dosifica la intriga, en la importancia de los diálogos, de las descripciones que realiza Watson, en la capacidad de observación de Holmes y no te olvides que todos son sospechosos hasta que Holmes demuestre lo contrario. Esta novela te atrapará y te acercará a uno de los mejores detectives de la historia de la literatura, en la estela del Dupin de Edgar Allan Poe o del sargento Cuff de Wilkie Collins, a unas narraciones que no requieren de efectos especiales ni 3D para crear una trama compleja, llena de posibilidades. 
      Además, si estás en 3º, tal vez asocies el título de la novela con algún personaje al que conocimos el año pasado en una abadía medieval...¿Te acuerdas, no?

viernes, 13 de abril de 2012

Faltas gastronómicas

Un colaborador turolense del blog nos envía estas dos faltas ortográficas obtenidas del menú de un restaurante. Habrá que prestar más atención a las palabras que provienen de otras lenguas. Ojo, que hay que fijarse bien para localizarlas:



jueves, 12 de abril de 2012

Falticas meteorológicas

Estos días de tiempo incierto nos ofrecen algunas predicciones interesantes. Mizar Torrijo recoge algunas de las más curiosas:





El otro día mirando en el tiempo en la página de Maldonado encontré estas faltas curiosas sobre el tiempo en nuestra provincia. Ahí van:
En la 1ª foto podemos observar que "el" lo ha puesto sin mayúsculas, "árbol" sin tilde, "al lado" lo ha puesto junto, "iba" lo ha puesto en minúsculas y con V, ha inventado un nuevo participio "sebado" (o bien se refería a nevado o a helado), "seguía" lo ha puesto sin tilde y para finalizar no ha puesto el punto.

En la 2ª foto se observa en el título la palabra "emigración" sin tilde, también este carece de punto, "última" no lleva tilde, ha tenido una equivocación de número (ha puesto "la lagunas de Gallocanta" o bien la laguna de Gallocanta o las lagunas de Gallocanta -entorno-), "época" va sin acento, tuvo otra vez otra confusión de número, pues puso "que tienes" (referiéndose a las grullas), "países" tiene que llevar tilde y, finalmente, para no variar, tampoco ha puesto punto en esta foto. 
Vamos, que seguro que falla hasta la predicción.


                                                                        Mizar Torrijo Salesa, 3º ESO A

miércoles, 11 de abril de 2012

Mingote

   Con motivo del reciente fallecimiento del genial Antonio Mingote, José Manuel Valenzuela, de 1º de Bachillerato, nos envía esta breve semblanza sobre el dibujante y escritor. Ahí va:
Antonio Mingote nació en 1919, hijo de Ángel Mingote Lorente, que era músico y natural de Daroca, y Carmen Barrachina, escritora natural de Batea, Tarragona. Su hermana fue María de las Mercedes Mingote Barrachina, fallecida en 2006. Se aficionó a la lectura desde muy joven, aprendiendo a dibujar de manera autodidacta. Su infancia la pasó entre Daroca, Calatayud y Teruel. En esta última ciudad estudió con los Hermanos de las Escuelas Cristianas y en el Instituto. Fue discípulo aventajado del pintor Ángel Novella.
    A los 17 años se vio obligado a alistarse en el ejército y, tras la guerra, entró en la Academia de Transformación de Infantería en Guadalajara (España), donde comenzó a dibujar en una revista extraoficial que se distribuía en la Academia y que se llamaba La Cabra. Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Zaragoza pero no terminó la carrera. El pasado 3 de abril de 2012 falleció en Madrid a los 93 años a causa de un cáncer hepático. Fue incinerado el 4 de abril, en el madrileño Cementerio de La Almudena, en la más estricta intimidad. Algunos galardones que obtuvo importantes fueron la Medalla de Oro del Círculo de las Bellas Artes (1961); Premio Nacional de Periodismo (1980); Alcalde Honorario del Parque del Retiro de Madrid (1982), que era el título del que más orgulloso se sentía; Premio Luca de Tena (2002) o la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid (2010). 
   Colaboraba asiduamente con ABC desde 1953 y era uno de los imprescindibles de la cultura y el arte español de la segunda mitad del siglo XX.
                                                    José Manuel Valenzuela, 1º de Bachillerato

martes, 10 de abril de 2012

Los precios de la gasolina están por las nubes


El departamento de Matemáticas no entiende de vacaciones y es inasequible al desaliento en su búsqueda de errores ortográficos. En esta ocasión nos envían una noticia aparecida el 1 de abril en el Diario Vasco, que no tiene desperdicio. ¿Error en la acentuación por cercanía a una palabra esdrújula? ¿Desconocimiento de la pronunciación? O tal vez un acelerado redactor que no revisó lo que escribía y le otorgó una tilde a "gasólina" que no le correspondía.
 

domingo, 8 de abril de 2012

Otra propuesta: Sin perdón

   Os queremos hacer otra recomendación para estos días para que vosotros realicéis un comentario o reseña sobre una película. En este caso se trata de un western, un tipo de cine por el que sentimos cierta debilidad algunos en el departamento. La propuesta es - quítense el sombrero - Sin perdón de Clint Eastwood (Unforgiven, 1992), que se emite mañana a eso de las 22:15 en la 1 de RTVE. Su visionado se puede completar con el de El jinete pálido (Pale Rider, 1985) del mismo director, y que podremos disfrutar esta tarde en un canal autonómico. 
     Tal  vez sea el western el género cinematográfico por excelencia, aquel capaz de reunir en su ya dilatada existencia todas las posibilidades que ofrece el cine: aventura, amor, acción o drama. Casi todos los grandes actores y actrices de la historia del cine han hecho algún western y los motivos e imágenes de este tipo de películas son conocidos por  el gran público: desde el duelo en una calle polvorienta entre dos pistoleros al rescate in extremis que hace la caballería de los colonos asediados por los indios, pasando por el vestuario (sombreros, revólveres y botas) o la ambientación (¡cúantos bares copian la estética de los antiguos saloons del viejo Oeste!). Y no es solo un género asociado a un país (EE. UU.), sino que, si investigáis un poco veréis que en otros lugares - incluida España - se hicieron muchas películas del Oeste, algunas excelentes, como El bueno, el feo y el malo, Hasta que llegó su hora o la reciente Blackthorn, que está dirigida por el español Mateo Gil.
     En cuanto a Sin perdón, convendría que os fijarais en la ambientación sombría, en la vejez del pistolero encarnado por Clint Eastwood, al que no le queda otra que volver a sus correrías para poder mantener a su familia y en cómo se teje una historia de amistad y venganza. No le quitéis el ojo tampoco al personaje interpretado por Richard Harris (Bob el Inglés) ni al sheriff (Gene Hackman). La película es una maravilla, así que mañana no os la perdáis. Esperamos vuestros comentarios.